Hugo Dorantes

Mi (enésimo) blog de siempre

RockMelt – El Netscape Navigator de la web 2.0

Quienes tienen algunos años en esto de Internet, seguramente recordarán el “Netscape Navigator“, el navegador web que en su momento, era la alternativa al Internet Explorer y del que al final (entre otras cosas) nacio el Firefox.
Pues bien, los creadores del ahora extinto navegador han apostado por un browser que te permita integrar todo tu andar por la web 2.0, naciendo así el RockMelt, bajo el slogan “Your Browser, re-imaginated”, y con el apollo de Facebook.

Para comenzar a utilizarlo, requieres de una invitación, la cual consigues accesando a rockmelt.com e iniciando sesión con tu cuenta de Facebook. Una vez iniciada la sesión, tendrás que esperar a que alguno de tus amigos facebookeanos ten mande el correo con las instrucciones para bajarlo (para esto, el amigo debe ser usuario de rockmelt). Algo similar al sistema utilizado por Google con Gmail o Wave.

Una vez que te llega el correo, descargas el instalador, lo ejecutas y comenzará a bajar los archivos necesarios para la instalación, lo cual implica que deberás tener conexión a internet para poder instalarlo (y esto me recuerda mucho al IE).

Ya que lo tenemos instalado , automáticamente nos reconoce si tenemos algun otro navegador (al menos lo hizo con IE y FF) y nos da la opción de importar los marcadores. Algo que me llama la atencion es que cuando lo abres por primera vez, te pide autorizacion para utilizar los datos de Facebook… practicamente para usar TODA tu información.
Algo lógico, supongo, si se pretende integrar las redes sociales con el navegador.

Una vez autorizado, por fin, llegamos a la pagina principal o de inicio, si observamos, su interfáz prácticamente es igual a la del Google Chrome, esto debido a que ambos están basados en WebKit. Eso si, aquí sí nos aparece la barra de búsqueda a un costado de la barra de dirección 😉

La navegación es similar a Chrome, incluso encontramos la (para mi)molesta barra de traducción, pero lo interesante aquí es su integración con las redes sociales y la web 2.0

Al iniciar el navegador, nos pide iniciar la sesión en Facebook, y esto se traduce en que una vez abierto el programita, del lado izquierdo veremos a los contactos en línea y con los cuales podremos chatear. Del lado derecho veremos una especie de marcadores (llamados Edges) los cuales nos muestran las actualizaciones mas recientes de nuestros contactos o páginas web.

Personalmente, el cliente de actualizaciones, me recuerda un poco al Gwibber, un cliente Twitter para Linux.

En cuanto a los aspectos técnicos, pues también genera un proceso por cada pestaña, tambien trae opciones de configuración muy similares a Google Chrome, mas algunos extras, todo esto en un pequeño botón situado en la esquina superior izquierda.

En cuanto a consumo de recursos, una imagen vale más que mil palabras:

Esta imagen fue tomada con solo una pestaña (o tab) abierta, visualizando el sitio twittdgo.com.mx.

Ya para cerrar, RockMelt promete, aunque está en fase beta, su navegación es cómoda, no soy muy partidario de usar Google Chrome, pero RockMelt me ha agradado, la integración es buena, es sencillo añadir los Edges (basta con accesar al sitio y pulsar el botón que se encuentra al final de la columna). Hasta ahora ha funcionado bien con sitios como Twitter, Facebook, Blogger (visualización), WordPress, Youtube, MexicoDiario, Ymipollo.

Algunos puntos a corregir: la configuracion de los updates, el cliente de twitter por ejemplo, no me premite cambiar intervalo de tiempo; la posibilidad de actualizar el status sin que sea una respuesta a un mensaje previo (así solo parece un lector rss con capacidad de feedback), y por alguna razón no pude escribir esta entrada desde rockmelt… alguna incompatibilidad con la plataforma de blogger a la hora de crear entradas.

Escuchando: Kings of Leon – Sex on fire

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2021 Hugo Dorantes

Tema de Anders Norén