Hugo Dorantes

Mi (enésimo) blog de siempre

¿Y tu, como los llevas?

No se, quizá ustedes lo han observado y no les parece más que una tierna escena, el orgulloso padre (refiriendome tanto a mamá como a papá) manejando su auto con una mano, ya que con la otra carga de una forma suave y protectora a su pequeño hijo…

Esta escena que a muchos les pudiera parecer digna de la mejor postal padre-hijo, no es más que un gran acto de iresponsabilidad, este “amoroso” padre lo único que esta haciendo es exponer la vida de su hijo.

En Durango, es muy común ver esta escena que les planteo por cualquier vialidad y a cualquier hora, con mayor incidencia los fines de semana, solo es cuestión de observar para que te des cuenta.

Al inicio, creí que era debido al costo de las sillas de seguridad para niños, pero luego de observar un poco mejor, me dí cuenta que todos lo hacen, desde padres con “carcachitas” hasta padres con vehículos lujosos. Es una costumbre.

Según la OMS, “La seguridad vial es un tema prioritario en la agenda de la Organización Panamericana de la Salud por tratarse de una de las primeras causas de mortalidad en la Región, principalmente en el grupo de 5 a 44 años, responsable anualmente de 142.252 muertes y un número estimado de lesionados de más de 5 millones…”

Reducir el riesgo que implica viajar con menores en el auto es relativamente sencillo, mediante el uso de una silla de seguridad para niños.

Según la misma OMS, “Las sillas de seguridad, instaladas y utilizadas de manera correcta en el
vehículo, reducen aproximadamente un 70% la mortalidad de bebés, y entre un 54% a 80% la mortalidad de niños pequeños“.

Si estas sillas son tan maravillosas, ¿Qué es lo que pasa que muy pocos las usan?

Fácil. No son obligatorias.

Según la misma OMS, a pesar de que hay esfuerzos por legislar sobre este tema muy pocos paises tienen reglamentado como obligatorio el uso de estas sillas.

Como no podemos estar atenidos a lo que la autoridad haga o deje de hacer, estos son algunos puntos que podemos practicar, para reducir el riesgo de accidentes fatales con nuestros niños:

  • Solicitar a nuestros H. Diputados que legislen integralmente sobre el tema. Todos sabemos que esto no está dentro de su agenda política, pero como ciudadanos, tenemos el derecho constitucional de sugerir temas a legislar, así que, hagamos uso de él.
  • Podemos difundir en los diversos espacios visitados por nuestra familia (supermercados, guarderías, escuelas, parques, estacionamientos) informando los beneficios que brinda el transportar de manera segura a nuestros niños.
  • Generar evidencia sobre el uso de sillas de seguridad para niños y niñas, y el grado de observancia de la legislación al respecto.
  • Organizarnos en pequeñas comunidades para adquirir estos implementos, y así obtener descuentos por compra en volumen. (La OMS recomienda que pidamos apoyo al Estado, pero todos sabemos que el dinero lo aplican para verse beneficiados con votos, y esto no sería parte de su target).

Ahora bien, ya estamos decididos a comprar la silla de seguridad para nuestros hijos, pero, ¿Cuál escoger?

En este enlace podremos encontrar sugerencias sobre el tipo, caracteristicas y especificaciones de las sillas de seguridad.

Espero que este pequeño post les haya brindado un momento de conciencia y que no transporten a sus hijos de manera insegura.

@JJ_Burciaga

Referencias:

Informe sobre el estado de la seguridad vial en la región de las américas, Consultado el 27 de Agosto, 2010, ( http://www.who.int/violence_injury_prevention/road_safety_status/2009/gsrrs_paho.pdf )

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2021 Hugo Dorantes

Tema de Anders Norén